Noticias

Inversión en bienes raíces: Lo que debes saber en época de pandemia

En tiempos de Covid-19 la mayoría de los chilenos está pensando en mantener sus empleos a toda costa, reinventarse para generar nuevos ingresos o buscar un empleo, lo que realmente es muy difícil por estos días en que la cuarentena afecta a cerca de 7 millones de personas en todo Chile y, sobre todo, en la Región Metropolitana.

En el caso de las personas que recibieron alguna indemnización por despido, herencia, bono o que pueden ahorrar parte de su salario, existen algunas alternativas para invertir con el fin de sacar un mayor provecho a estos dineros. Debido a la incertidumbre por la crisis sanitaria el mercado bursátil no se ve tan recomendable y similar situación ha ocurrido con los depósitos a plazo o renta fija que están con tasas de interés no muy atractivas por los bajos retornos. En este contexto, surge el mercado inmobiliario como una opción de inversión y un refugio en tiempos volátiles.

Esta industria pese a que se encuentra con menor actividad por la paralización en la construcción de proyectos y caída en las ventas debido a la pandemia, se presenta como una opción para las personas que quieren comprar una propiedad residencial para renta, ya que la necesidad de arriendo seguirá subiendo a diario, mientras cada vez existen menos lugares para desarrollar proyectos inmobiliarios. De hecho, la necesidad insatisfecha de viviendas llegó a 739.603 unidades (casas y departamentos) por lo que la población afectada se calcula en 2,2 millones de personas, de acuerdo a cifras de la Cámara Chilena de la Construcción que utilizó datos de la encuesta Casen.

En el webinar ¿Cómo levantar capital a través de mis bienes raíces? Cristián Lecaros, CEO de PortalInversionista.com explicó que “antes de realizar una inversión inmobiliaria es necesario tener pega estable o en su defecto haber recibido una buena indemnización y situación financiera saludable (balance equilibrado entre activos, pasivos y patrimonio). Una alternativa para obtener capital que permita comprar una propiedad es rehipotecar un crédito hipotecario actual, que consiste en modificar la estructura y las condiciones de pago con el banco de manera de adaptarlas a tus necesidades con el fin de levantar liquidez en períodos de mayor incertidumbre”.

En palabras simples, es pedir un crédito hipotecario nuevo en el cual se puede levantar como máximo el 70% del valor de la propiedad que se entrega bajo condiciones de fines generales descontado el valor de deuda actual del activo. Es finalmente una nueva hipoteca que podría generar un dividendo más bajo o más alto al actual dependiendo del nuevo plazo del crédito y la tasa de interés negociada al momento de cerrar el mismo.

¿Dónde invertir?

Según el especialista, el siguiente paso es definir en qué comunas se centra un mayor interés por arriendos, siendo las más recomendadas Ñuñoa, Santiago Centro, Independencia, Estación Central, La Cisterna y San Miguel. Estas han concentrado una mayor demanda de profesionales jóvenes que buscan buena conectividad, cercanía con los polos urbanos, red de transporte e infraestructura de servicios básicos.

“La idea es buscar proyectos que estén en etapas de preventa (verde) o venta en blanco para que la plusvalía, es decir, el aumento del valor de esa propiedad, al ser tasada en la etapa final sea la mayor posible. Mientras más temprano compro un proyecto inmobiliario mayor es la plusvalía que puede tener un proyecto al final”, enfatizó Lecaros.

Por último, indicó que para el tema de la administración del arriendo existen diferentes opciones, entre que el propietario se encargue de forma directa de este trámite o que se destine la administración y gestión a un tercero.

Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *