Noticias

Lo peor de la crisis ya habría pasado, pero la reactivación será lenta

Menos intenso que el supuesto fue el impacto de corto plazo del estallido social en la economía. Pero eso no significa que la economía se encamine a una recuperación rápida. Así lo estiman analistas de mercado tras revisar las últimas cifras económicas, con un Imacec de noviembre que mostró un crecimiento de 1% respecto del registro de octubre, y con tasas de desempleo que se mantuvieron relativamente estables (6,9% en el trimestre terminado en noviembre respecto del 7% inmediatamente anterior).

Con este escenario, los técnicos ven más bien que la economía está tomando una trayectoria tipo “U” -esto es, que tras la brusca caída de la actividad en octubre vendrá una serie de cifras negativas hasta el repunte- en vez de un regreso rápido a un mayor dinamismo.

Desde el equipo de Santander, que dirige Claudio Soto, apuntan a que en diciembre la actividad tendría un crecimiento anual nulo y, con ello, 2019 cerraría con una expansión levemente por sobre el 1%, su menor registro desde 2009. Sin embargo, también proyectan que diciembre, medido respecto de noviembre, mostraría un avance de más de 2%.

Impacto de corto plazo

“Desde el punto de vista del crecimiento de la actividad, creo que el efecto ha sido severo, pero hasta ahora se ha concentrado en el mes de octubre. De hecho, si se observa la serie de Imacec desestacionalizado en octubre se retrocedió dos años de crecimiento”.

Sobre el empleo, que no mostró el fuerte deterioro que se anticipaba y que está presente en los datos administrativos (entre ellos, el alza de los despidos por necesidades de la empresa reportada por la Dirección del Trabajo), el economista de Econsult advierte que la encuesta de desempleo “va rezagada”, por lo que no está captando con celeridad el efecto laboral de la crisis.

 

Facebook
Facebook
Twitter
Visit Us
LinkedIn
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *